Sulfoxaflor, una "Alternativa" No tan Amistosa con las Abejas

Updated: Apr 15, 2019


- English - Français - Italiano -

Con evidencia abrumadora sobre los riesgos que los neonicotinoides, principalmente la clotianidina, el imidacloprid y el tiametoxam, representan para las abejas, las compañías fitofarmacéuticas buscan la innovación para reemplazar los insecticidas ya prohibidos o restringidos. Promovido como una opción "más segura" y un "reemplazo" para otros neonicotinoides, Sulfoxaflor se presenta como una de las alternativas posibles. Este insecticida de la familia sulfoximina, al igual que los neonicotinoides anteriores, ataca el sistema nervioso central de los insectos, a veces incluso aquellos que no son determinados como objetivos [1]. Un estudio reciente descubrió que esta alternativa podría no ser tan segura como se promovió anteriormente [2]. Además, recordamos que el sulfoxaflor podría no ser considerado como una alternativa, sino como parte de una nueva generación de neonicotinoides [3].

Después de cambios legislativos en los neonicotinoides, incluida la prohibición de este año de todos los usos al aire libre de tres neonicotinoides en la UE [4], la familia sulfoximina parecía ser la heredera legítima del trono de insecticidas sistémicos. Comúnmente ejemplificado por Sulfoxaflor, estos insecticidas tienen ciertas estructuras diferentes a los neonicotinoides. Se dirige a insectos que se alimentan de savia, con el objetivo de superar una resistencia ya probada de algunos insectos a varios neonicotinoides. La evidencia apoya la eficacia de Sulfoxaflor, contra la cual los insectos tienen una resistencia considerablemente reducida [5]. Sin embargo, la eficacia solo puede ser parte de la descripción de este insecticida. Así como su rendimiento comprobado contra los insectos que se alimentan de savia atrae al mercado y a los agricultores de todo el mundo, también genera preocupación. Un estudio publicado recientemente ha determinado que el Sulfoxaflor puede tener un impacto negativo en los abejorros, insectos que no son blanco del producto. Después de la exposición al insecticida, las colonias de abejorros "produjeron significativamente menos trabajadores que los controles no expuestos, y finalmente produjeron menos crías reproductoras". Las colonias expuestas tuvieron una disminución significativa en la producción de reinas y machos, alcanzando tasas de disminución de hasta el 54% en comparación con las colonias de control [6]. El estudio realizado en la Universidad Royal Holloway de Londres utilizó dosis consistentes con la exposición de campo después de la pulverización. Este ya proporciona evidencia de los peligros que el insecticida puede causar a las abejas. Anteriormente, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria ya había determinado que no podía excluirse un alto riesgo para las abejas [7]. Gracias a este estudio reciente, la evidencia continúa apuntando hacia la necesidad de una revisión más cercana de los nuevos insecticidas sistémicos. La cobertura mediática de la situación ha sido extensa, presentando la historia en los principales medios de noticias como BBC [8] o The Times [9]. Sin embargo, no se menciona una discusión ya existente sobre Sulfoxaflor. Pesticide Action Network Europe (PAN Europe), Unione Nazionale Associazioni Apicoltori Italiani (UNAAPI) y BeeLife ya habían denunciado que el Sulfoxaflor no era una alternativa a los neonicotinoides [10]. Con base en la investigación científica, la categorización de este insecticida correspondería con mayor precisión a la 4ª generación de neonicotinoides. Debido a su modo de acción sistémico que actúa sobre el sistema nervioso central y su estrecha relación con el neonicotinoide Imidacloprid, los investigadores ya han sugerido que el sulfoxaflor se considere un neonicotinoide [11]. Sulfoxaflor se introdujo en el mercado en China [12] y Estados Unidos [13] en 2013. En Europa, fue revisado por la EFSA en 2014 y aprobado en 2015. La aprobación llevó a Pan Europe, UNAAPI y BeeLife a apelar la decisión de la Comisión Europea, ya que se consideraba absurda, teniendo en cuenta principalmente que Sulfoxaflor actúa sobre las abejas de forma similar a los insecticidas de la familia de los neonicotinoides, que habían sido parcialmente prohibidos en Europa dos años antes. En los Estados Unidos, donde los plaguicidas basados ​​en sulfoxaflor se han comercializado desde 2013, el sector apícola ya entonces estaba presionando a la Agencia de Protección Ambiental (EPA) para que lo retirara del mercado [14].

En octubre de 2015, BeeLife, PAN Europe y UNAAPI apelaron la autorización de Sulfoxaflor en el Tribunal de Justicia de la UE. El caso se basó en lo que entonces se llamaba "la decisión incomprensible e inaceptable de las instituciones europeas de no cumplir con los requisitos reglamentarios y los avances científicos ocurridos en los últimos años sobre la protección de las abejas". Sin embargo, el tribunal rechazó la apelación. Uno de los principales argumentos era que la aprobación del Sulfoxaflor por el Reglamento de la Comisión debía ser aplicada por los Estados miembros mediante la concesión de autorizaciones antes de que pudiera comercializarse o utilizarse en sus territorios. No obstante, el recurso presentado argumentaba que la aprobación de Sulfoxaflor tenía un efecto inmediato, ya que los Estados miembros pueden decidir autorizar "automáticamente" la sustancia en la formulación evaluada para la aprobación. Además, la falta de margen de apreciación en cada procedimiento de autorización plantea la cuestión de si el Sulfoxaflor puede, bajo ciertas condiciones o en formulaciones específicas, aplicarse con seguridad, ya que la Comisión decidió que es posible al menos una aplicación segura de sulfoxaflor. A través de estos argumentos, la apelación argumentó que la regulación podría tener un impacto directo, que no fuera necesariamente precedido por la implementación [15]. Tres años después, Sulfoxaflor está en el centro de atención. Existe la oportunidad de revisar la investigación sobre este insecticida, evitando cautelosamente caer en un debate de más de 20 años durante el cual los productos peligrosos continúan dañando a las abejas, sus servicios de polinización y su papel en los ecosistemas (como ya ocurrió con los neonicotinoides). Los productos nuevos, incluso los que se presentan como alternativas, pueden tener características ocultas. Dow AgroSciences ha evitado la etiqueta neonicotinoide para su producto, y algunos años más tarde, parece ser esencial recordar a los legisladores, agricultores, apicultores y todos los interesados, que la distancia entre Sulfoxaflor y neonicotinoides (con respecto a la clasificación y el riesgo a las abejas) no es tan extensa como se describe.

[1] BeeLife, Fact Sheet Sulfoxaflor and Bees, 2015.

[2] Siviter H., Brown M., Leadbeater E., Sulfoxaflor exposure reduces bumblebee reproductive success, 2018.

[3] Simon N., Amaral-Rogers V., et al., Systemic Insecticides (neonicotinoids and fipronil): Trends, Uses, Mode of Action and Metabolites, 2015.

[4] BeeLife, Neonicotinoids Banned to All Open Air Uses in the EU

[5] Sparks, T. Watson, et al. Sulfoxaflor and the sulfoximine insecticides: Chemistry, mode of action and basis for efficacy on resistant insects, 2013.

[6] Siviter H., Brown M., Leadbeater E., 2018. [7]

EFSA, Conclusion on the peer review of the pesticide risk assessment of the active

substance sulfoxaflor, 2015.

https://www.bbc.com/news/science-environment-45185261

[9] https://www.thetimes.co.uk/article/scientists-kill-the-buzz-around-new-pesticide-sulfoxaflor-6lsrzgrmt

[10] BeeLife, Letter to Commissioner Andriukaitis – Pesticide Authorisation and Risks to Bees, 2015.

[11] Cutler P., Slater R. et al., Investigating the mode of action of sulfoxaflor: a fourth generation neonicotinoid, 2013.

[12] Shao X, Swenson TL, Casida JE Cycloxaprid insecticide: nico- tinic acetylcholine receptor binding site and metabolism. J Agric Food Chem, 2013.

[13] DoW Agro Sciences, DoW AgroSciences receives US EPA Registration for Sulfoxaflor, 2013

[14] Earth Justice, Beekeeping Industry sues EPA for approval of Bee Killing Pesticide, 2013.

[15] BeeLife, Flash News October – December, 2016.

#Sulfoxaflor #Neonicotinoids #Insecticides #Español

comms@bee-life.eu

​Telephone : ​32(0)10 47 34 16​​​

Place Croix du Sud 1

1348 Louvain-la-Neuve, Belgium

© 2017 BeeLife

Privacy Policy

  • Facebook - BeeLife
  • Twitter - BeeLife
  • LinkedIn - BeeLife
  • YouTube - BeeLife
LOGObee-lifeSOLO.png
Logo-BeeLife_European_Beekeeping_Coordination